Le quito la tanga para cogérmela bien duro